PASTORAL FARINISTA

El enfoque de pastoral del colegio Giovanni Antonio Farina ha cimentado una postura de Evangelizar- Educando, integrado a la formación académica de nuestros estudiantes; de esta forma hemos planteado la tarea de construir una escuela en pastoral, donde toda la comunidad educativa participe activamente según su misión de laico o compromiso de acuerdo a su rol.

Para ello relacionamos tres principios filosóficos carismáticos que orientan nuestro ejercicio, el primero fundamentado en el ser, que el estudiante  sea el centro de las actividades escolares y sujeto de su propia formación integral, el segundo es el rol de los padres quienes desarrollan su misión insustituible de una Escuela doméstica, y el tercero la misión del educador guiado por el carisma de la congregación de las Hermanas Maestras de Santa Dorotea, quienes desarrollan propuestas según las necesidades de los mismos.

A partir de estos tres principios carismáticos está enfocado el plan de estudio del colegio integrando fe, ciencia y vida y a su vez articula un proyecto de vida como una acción consecuente de un proyecto salvador y liberador.

En este sentido la pastoral educativa trabaja cuatro enfoques evangelizadores:

Académico, Profético, Litúrgico y Social, de la mano con el ejercicio cotidiano propio de la academia.

De modo que la pastoral educativa está orientada a presentar y vivenciar el Evangelio en todos los ámbitos educativos, generando espacios de participación, compromiso y formación en doctrina, que permita conocer nuestra verdadera identidad para realizar nuestra misión evangelizadora en el seguimiento de Jesús.

LÍNEAS EVANGELIZADORAS

PASTORAL PROFÉTICA

Es la Acción De la Iglesia, que acompaña a la persona humana durante toda su vida, en su proceso de anuncio del Evangelio, de encuentro con Jesucristo vivo, de conocimiento y crecimiento en la Fe; de conversión, de discipulado y de misión permanente, a fin de construir el Reino De Dios en la tierra.

GRUPOS

– PASTORAL ARTÍSTICA

– PASTORAL LÍDERES

– GUARDIANES DEL HONOR DE LOS SAGRADOS

– CORAZÓN DE JESÚS Y MARIA

– DISCIPULADO GAF

SUB-GRUPOS

– Infancia Misionera

– Misioneros De Jesús

– Teatro

– Pintura

– Pastoral vocacional

– Píldoras para el espíritu

– Movimiento Eucarístico

– Escuela de padres

– Preparación a grupo de catequistas

– Líderes carismáticos

PASTORAL LITÚRGICA

Es todo aquello que ayuda a vivir lo que la celebración litúrgica es e implica para la comunidad cristiana en su conjunto y para la vida de cada cristiano en particular.

Se trata, por tanto, de ayudar a que el Pueblo cristiano participe activa, consciente y fructuosamente en las celebraciones litúrgicas. Lo cual tiene muchos niveles: reconocer y vivir todo lo que Jesús hace en nosotros a través de las celebraciones; prepararlas para que lleguen a todos los participantes con toda su riqueza y calidad, al mismo tiempo que profundamente arraigadas en su vida y en la vida del mundo.

GRUPOS

– PASTORAL ARTÍSTICA

– PASTORAL LÍDERES

– GUARDIANES DEL HONOR DE LOS SAGRADOS – CORAZÓN DE JESÚS Y MARIA

SUB-GRUPOS

– Danza Litúrgica Yadah

– Música Coro Santa Bertilla.

– Proclamadores de la palabra

– Ángeles del altar

– Trigo Verde

– Amigos De Jesús

– Fuego Ardiente

PASTORAL ACADÉMICA

Comprende el sentido curativo y liberador del conocimiento de las ciencias desde una razón compasiva, con el fin de ayudar a enfrentar el sufrimiento humano y de la naturaleza.

Partiendo de tres acciones vitales:

VER: Contexto – Escuchar – Observar

COMPADECERSE: Texto – Discernir – Interpretar

SANAR – LIBERAR: Pre texto – Innovar – Curar

GRUPOS

– CIENCIAS NATURALES

– CIENCIAS HUMANAS

– CIENCIAS SOCIALES

SUBGRUPOS

-BIOLOGÍA

-QUÍMICA

-FÍSICA

-CASTELLANI

-INGLÉS

-ÉTICA

-RELIGIÓN

-ARTES

-SOCIALES

-FILOSOFÍA

PASTORAL SOCIAL

Tiene como visión el contribuir a la construcción del tejido social y al desarrollo de la subjetividad de la persona; impulsar la formación en la Doctrina Social de la Iglesia y su difusión en todos los sectores de la sociedad y promover en la comunidad la dimensión social de la pastoral como un instrumento de evangelización y de dialogo con la sociedad.

GRUPOS

– PASTORAL TERAPÉUTICA

SUB-GRUPOS

– La caridad del Farina en acción

–  Pastoral de la acogida

– Giovanni Dei Sacri Cuori (Juventud de los Sagrados Corazones)

 

En este quehacer apostólico, el colegio Giovanni Antonio Farina, debe responder a los principios de la formación evangelizadora de la congregación y los lineamientos de la Iglesia Católica.

Frente a esta realidad, es claro y necesario para la institución, darle a la Pastoral la debida   importancia y a su equipo de ejecución, los espacios suficientes para extender el plan de formación a los diferentes miembros de la comunidad educativa, hasta lograr una verdadera identidad con los valores, el Evangelio y la Espiritualidad de la Congregación.

El Colegio  Giovanni  Antonio   Farina  orienta su  propuesta educativa, enmarcada en el Evangelio de Jesús y en la pedagogía transmitida por San Giovanni Antonio Farina, sintetizada en el lema: “Suavidad y firmeza”; elementos que en la construcción del quehacer pedagógico han de llevarnos  a un compromiso real, diligente y perseverante; a tener como centro a la persona reflejada en cada uno de los miembros de nuestra comunidad educativa, orientándola para que desarrolle sus potencialidades, competencias y como consecuencia se convierta en artífice de su propio aprendizaje.

En el proceso educativo de hoy, se debe evitar la tentación de privilegiar los valores del cerebro sobre los valores del corazón. No es así. Solamente el corazón une e integra. El entendimiento tiende a dividir. El corazón une la idea con la realidad, el tiempo con el espacio, la vida con la muerte y con la eternidad. (Papa Francisco).

Las familias, por su parte, tienen derecho a exigir que sus hijas y sus hijos reciban una educación religiosa acorde con su respectiva vivencia y práctica de la fe. El educando tiene derecho a que se le comunique la totalidad de la cultura con una fuerte interpelación de la realidad, ligada a su vivencia espiritual como parte integral de su proceso formativo.

La Nueva Evangelización nos exige una Educación Religiosa más auténtica, actualizada y encarnada en el contexto actual y acorde a los signos de los tiempos. Atender a la edad y al desarrollo intelectual, al grado de madurez eclesial y religioso, son circunstancias personales y socioculturales, que deben tenerse en cuenta para el desarrollo de este proyecto.

La misión del colegio Giovanni Antonio Farina contiene en sí y en forma explícita, la razón de ser del proyecto, el cual se transmite y se brinda no sólo al estamento discente, sino también al docente y más aún a las familias, a través de las Escuelas de Padres para llevar a cabo una educación Cristiana Católica tanto en la Institución, como en el hogar. Démosle prioridad: al amor sobre la razón, pero nunca de espaldas a la verdad; al ser sobre el tener; a la acción humana integral sobre la praxis que privilegia sólo la eficacia; a la actitud servicial sobre el hacer gratificante; a la vocación última sobre las motivaciones penúltimas. (Papa Francisco)

OBJETIVO GENERAL

Articular una propuesta antropológica desde el evangelio, evangelizar educando desde las áreas del currículo; mediante la transformación de la naturaleza (ciencias naturales), del hombre (ciencias humanas) y de la sociedad (ciencias sociales).

OBJETIVOS ESPECÍFICOS 

– Dinamizar una pastoral humana y humanizante acrecentando la fe católica, fundamentada en el evangelio.

– Formar líderes comprometidos mediante los enfoques: académico, profético, litúrgico, social con el proyecto de Jesús, en pro de la construcción del Reino de Dios.

– Dar respuesta desde una pastoral terapéutica a las necesidades que se presentan en el aula de clase, las cuales permitan experimentar la participación corresponsable, la interrelación fecunda y el apoyo mutuo, como ambiente propicio para su crecimiento humano, cristiano y carismático.

– Propiciar en la Comunidad Educativa espacios de formación doctrinal y reflexión, que le permitan vivir una experiencia de Dios, dándole sentido a su existencia mediante: el conocimiento de la Palabra, la Oración, la Eucaristía y la participación en la vida sacramental.

¿QUÉ ES EVANGELIZAR? 

La significación bíblica del término «evangelizar» es relativamente fácil de establecer, es la proclamación de la Buena Nueva de la Salvación.

A partir del Vaticano II la iglesia católica, después de echar una mirada valiente a sí misma y al mundo al que es enviada, se ha situado frente a su cometido primario de llevar a los hombres la Buena Nueva de la salvación del Señor. Tiene delante de sí un mundo profundamente lacerado por múltiples factores que parecen atentar contra las raíces mismas de la fe; a ellos se añaden con frecuencia la desconfianza y el cansancio de los evangelizadores; algunos no creen en la palabra, en el método, en el valor de un servicio.

¿POR QUÉ, CÓMO Y PARA QUÉ EVANGELIZAR?

La respuesta al primer interrogante se fundamenta en la acción evangelizadora de Cristo, quien entrega a la Iglesia la misma misión. El cómo evangelizar exige testimonio de vida que se fortifica siguiendo el ejemplo de Jesús buen samaritano, y el ¿por qué?, busca la conversión del hombre para que evangelizado, evangelice y se convierta en agente de samaritanidad. Hacer pastoral es responsabilidad de la Iglesia, puesto que debe pastorear al rebaño a ella confiado al estilo de Cristo “que conoce a sus ovejas una a una y ofrece su vida por ellas con el fin de congregar a todas en un solo rebaño”.

La Pastoral debe ser evangelizadora por mandato del Padre. Cristo recibe del padre la misión de predicar la Buena Nueva, restablece su Iglesia haciéndola depositaria de este tesoro, para comunicarlo a los hombres, quienes, por el bautismo, reciben del padre la misma misión de Jesucristo: Anunciar el Reino.

¿POR QUÉ EVANGELIZAR DESDE LA SAMARITANIDAD?

Porque Cristo es el primer evangelizador, enviado por el padre a anunciar el Reino de pueblo en pueblo, de ciudad en ciudad; de preferencia: a los pobres, mujeres y niños, publicanos y pecadores. Jesús asumió esta misión durante su vida con una actitud amorosa, misericordiosa y responsable, sin límite de tiempo, lugar o circunstancia.

Porque se continúa la misión de Cristo quien establece su Iglesia para que, por medio de sus hijos, continué la misión evangelizadora recibida del padre. – Porque es vocación de la Iglesia, ella nace y se hace en la acción evangelizadora de Jesús y los apóstoles, que reciben el mandato de hacer discípulos a todas las gentes. – Porque es responsabilidad juvenil. Todo joven bautizado está llamado a ser agente evangelizador de la samaritanidad mediante la participación de sus Dones, “de su ser, de su tener y de su actuar”, para la construcción de un mundo más fraterno y solidario.

¿CÓMO EVANGELIZAR?

Anunciando a Cristo “luz de los pueblos” que salva y libera plenamente; modelo de autenticidad, sencillez y fraternidad. – Testimoniando a Jesucristo que se hizo “Hijo de hombre” para salvar a sus hermanos por la bondad y misericordia del Padre. – Fortificando la tarea evangelizadora con la práctica, siguiendo los rasgos característicos de Jesús, Buen samaritano. – Adoptando una manera “nueva en el ardor, nueva en el método, nueva en la expresión”.

¿PARA QUÉ EVANGELIZAR?

Para la “metanoia= conversión”: La Iglesia anuncia el mensaje para que Cristo entre en el corazón de la persona, en sus sentimientos, deseos, aspiraciones, y haga de él una persona renovada con un corazón nuevo. – Para la liberación integral: Evangelizar es liberar íntegramente de todo   aquello que impide vivir como verdaderos hijos del padre, permite establecer nuevas formas de relación entre los hermanos y transformar a la persona en un sujeto de su propio desarrollo, que no se agota en   este mundo, sino que se proyecta hacia la eternidad.

© 2020 Colfarina Realizado por Fovea Films

Hola, has click aquí y algunos de nuestros representantes se pondrá en contacto.

Atención al usuario.

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?